Bootstrap Slider

LOS ÁNGELES DE CHARLY
Andy Cherniavsky, Nora Lezano, Hilda Lizarazu

 

Los Ángeles de Charly
Fotografías: Andy Cherniavsky, Nora Lezano, Hilda Lizarazu
Curaduría: Elio Kapszuk
Idea y producción: Marcelo Panozzo, Marcelo Fernandez Bittar, Juanjo Carmona

El Ministerio de Cultura de la Nación, en el marco del programa 50 años de rock nacional, presenta esta muestra de fotografías en torno del músico Charly García tomadas por Andy Cherniavsky, Nora Lezano e Hilda Lizarazu.
Se trata de una colección de alrededor de 200 imágenes, en su mayoría inéditas, de uno de los músicos más influyentes de la Argentina.

 


¿Quiénes son los Ángeles de Charly?

Andy Cherniavksy
Realizó las fotografías y tapas de los discos más iconográficos del rock argentino de los años '80. Trabajó para las principales marcas y agencias publicitarias de nuestro país y del mundo. Durante 10 años fue editora fotográfica de la revista G7, donde realizó 8900 producciones con retratos de los personajes más importantes de la cultura, la publicidad y la moda de nuestro país. Publicó dos libros: Corazón argentino y Charly, una biografía fotográfica de Charly García. Ganó los premios Diente de Oro y Plata (campaña Hombres de Olé bajo el brazo del diario Olé, 2007), El Ojo de Iberoamérica (campaña Portfolio nights del Círculo de Creativos Argentinos, 2009), Fondo Nacional de las Artes (rubro Nueva Revista Impresa, 2013) y Círculo de Mujeres Creativas del Citibank y Universidad de Palermo (2014), además del premio entregado por la Universidad de Palermo en Diseño y Comunicación a profesionales y empresarios que se han destacado como emprendedores, creativos y exitosos. En 2010 fue nombrada miembro del Consejo Profesional Universitario de la Universidad de Palermo en Diseño y Comunicación. En 2017 publicará su primer libro escrito, sobre el rock argentino de los años '80.

Nora Lezano
Fotógrafa y artista visual, comenzó a desarrollar su trabajo en la década del '90, destacándose de inmediato en el ámbito del rock. Sus retratos de músicos constituyen lo más representativo de su obra. Realizó fotos de tapa de numerosos discos, tanto de rock como de otros géneros musicales. Publicó en importantes medios gráficos de Argentina y del exterior, y desde 1996 ilustra el suplemento cultural Radar del diario Página/12. Trabajó en colaboración artística como fotógrafa, directora, iluminadora y videasta para proyectos performativos, de artes visuales y cinematográficos con Emilio García Wehbi, Santiago Loza, Luis Ortega, Raúl Perrone, Gustavo Postiglione y Gustavo Cerati, entre otros. Dirigió videoclips de Iván Noble, Acorazado Potemkin, Francisco Bochatón y Rocco Posca. Publicó los libros de textos Sin sueño se duerme también y Communitas (en coautoría con García Wehbi). Fue curadora y fundadora de Proyecto Espinosa, dedicado a la difusión de artistas consagrados y emergentes. Dio charlas y conferencias, y realizó muestras colectivas e individuales como la retrospectiva de sus años en el rock, “FAN”, que se exhibió en la Sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta, el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRO) y el Museo de Arte Contemporáneo de Mar del Plata (MAR).

Hilda Lizarazu
Pasó su adolescencia y estudios secundarios en New York. De regreso a Buenos Aires, a comienzos de la década del '80, comenzó su carrera profesional como fotógrafa en revistas tan emblemáticas de la época como Humor (sección Las páginas de Gloria), El Porteño (donde cubrió recitales e hizo retratos de personajes de la cultura), Cerdos & Peces (dirigida por Enrique Symns), Mutantia (dirigida por Miguel Grinberg) y Rock & Pop. Asimismo, realizó varias tapas de discos en los inicios de los años ‘80, como los primeros álbumes de Suéter, Los Abuelos de la Nada, Charly García y Celeste Carballo. Simultáneamente, en esos mismos años se inició como cantante en bandas como Suéter y Los Twist. En 1987 se sumó a la banda de Charly García, conocida como Los Enfermeros, donde permaneció hasta mediados de los años ‘90. En paralelo llevó adelante el grupo Man Ray junto a Tito Losavio durante 12 años. Hace más de una década que se desempeña como solista, con seis discos editados, cuatro premios Gardel en el rubro Mejor Álbum Femenino Pop, e innumerables shows y giras por el país y alrededores. Actualmente también hace radio en Nacional Rock junto con Lito Vitale, en el programa “La bella y la bestia”.

Bienvenidos a una muestra de fotografía. Aquí, las artistas Andy Cherniavsky, Nora Lezano e Hilda Lizarazu se han unido porque en algún momento de su carrera eligieron a Charly García como el protagonista de sus imágenes.
La idea de la exposición es indagar en los testimonios y las representaciones simbólicas que han construido durante su tiempo con él. Es decir, ver el Charly que ellas vieron, o más bien, el que quisieron ver. En definitiva, se trata de entrar a la composición, al recorte, a la fragmentación de su sensibilidad.
Pero no hay que confundir mapa con territorio, y sería un error creer que estas fotos reflejan la vida –o las vidas– del inconmensurable Charly García. La representación de la historia “verdadera” se desplaza aquí en pos del recorrido subjetivo de la mirada. Y debemos sentirnos privilegiados de transitar este recorrido. Fue realizado por artistas que comparten un cuerpo de obra poderoso y sin fisuras; que desaceleran el tiempo real y nos dejan permanecer en lo ya no existe: en el momento retratado.
Cherniavsky, Lezano y Lizarazu rehuyeron del camino fácil, el de usar la transgresión como centro de atención, como motivo de asombro. Su visión se entrama con elementos más sutiles, más profundos, que forman parte de la identidad de García. El sensacionalismo no forma parte del discurso plástico. Y lo que está en juego aquí es el concepto mismo de “normalidad”.
Si uno pudiera hacer la difícil tarea de abstraerse del personaje histórico, podría entender más cabalmente y sorprenderse de la propuesta artística que hay en cada imagen; de la idea que destila cada captura; de las construcciones tangibles e intangibles que nos sugieren. Les propongo, entonces, mirar con tranquilidad. Hacer foco en lo principal, sí, pero también en los detalles. Es ahí donde las obras empiezan a completarse como si fuese un guiño, como marcas de un camino a recorrer. De fondo, el planteo es formal: fotos enmarcadas y despojadas de toda visión escenográfica temática. No hay artificios. Maravillosa y afortunadamente, todo sucede dentro de estas doscientas fotografías.
Para el diseño de la planta hemos decidido proponer un recorrido circular, cerrando los distintos rincones que ofrece el Palais de Glace, e incorporando un centro que busca generar una especie de sin fin que rechaza toda cronología. La secuencia dialoga con cierta idea del rock, donde lo único que importaría es el instante.
Desde una perspectiva no romántica, el ciclo de vida no funciona así. Los días se van encadenando, construyendo la memoria de lo que sucedió. Un pasado que ahora devolvemos al presente para seguir nutriéndonos de la maravillosa creatividad de los artistas de los dos lados del mostrador. Algunos hacen clic y otros dicen whisky. A todos ellos les decimos: gracias.

Elio Kapszuk
Curador


14 de julio al 12 de agosto de 2017- sábados, domingos y feriados de 10 a 20 hs y de martes a viernes de 12 a 20 hs